Champions League - PSG-Chelsea: Magia a la argentina en París (3-1)

El PSG consiguió una ventaja notable en los cuartos de final de la Champions League después de doblegar al Chelsea por 3-1. Ezequiel Lavezzi, David Luiz en propia puerta y Javier Pastore anotaron para el PSG, mientras que el Chelsea consiguió un gol que puede darle vida en la eliminatoria por mediación de Eden Hazard.

Eurosport
Champions League - PSG-Chelsea: Magia a la argentina en París (3-1)
.

View photo

Marco Verratti, Ezequiel Lavezzi, PSG - Chelsea, 2014

LA FICHA DEL PARTIDO

3. PSG: Sirigu; Jallet, Alex, Silva, Maxwell; Verratti (Cabaye, 76’), Motta, Matuidi; Lavezzi (Pastore, 85'), Ibrahimovic (Lucas, 68’) y Cavani.

1. Chelsea: Cech; Ivanovic, Cahill, Terry, Azpilicueta; Willian, David Luiz, Ramires, Hazard; Oscar (Lampard, 72’) y Schürrle (Torres, 59’)

Goles: 1-0, Lavezzi (4’); 1-1, Hazard, de penalti (27’); 2-1, David Luiz, en propia puerta (61’); 3-1, Pastore (90’+3’)

Árbitro: Milorad Mazic (Serbia). Amonestó a Ramires, Alex, Willian, Motta, David Luiz, Cavani.

Estadio: Parc des Princes.

El PSG ha aprendido de los errores del pasado, asumiendo su papel de grande de Europa en cuartos de final, donde no dudó tanto como la temporada pasada. El recital del ‘Pocho’ Lavezzi y el gol mayúsculo de Pastore dejan contra las cuerdas a un Chelsea que, no obstante, sigue vivo gracias a un penalti forzado por Oscar y materializado con Hazard, dos referentes que desmienten el papel de tapado que Mourinho quiere para su equipo. El PSG comenzó con más empaque y sorprendió rápidamente con un tanto de Lavezzi, que no desaprovechó un regalo de Terry en el corazón del área.

View gallery

.

El 1-0 llevó a los parisinos a ceder por completo la posesión del balón a su rival, conscientes de que el Chelsea con el balón no se maneja tan bien como sin él, pero los chispazos esporádicos de Hazard mantuvieron con vida a los londinenses en la eliminatoria. Lavezzi fue todo un incordio constante ante la incomparecencia de Zlatan Ibrahimovic, de quien no hubo noticias en toda la primera mitad, diluido en batallas estériles con David Luiz. El ‘Pocho’ asumió los galones y trajo de cabeza en todo momento a Ivanovic, amenazando la portería de Cech con hasta tres oportunidades claras de gol.

Cuando menos halagüeño pintaba el partido para el Chelsea llegó un inusual error de Thiago Silva, que llegó tarde a un balón dividido y derribó a Oscar. Para Milorad Mazic no hubo ninguna duda y Hazard se encargó de engañar y ajusticiar a Sirigu. El belga aprovecha cada gran noche bajo los focos para posicionarse como uno de los jugadores con más futuro del mundo, y pudo haber dado la vuelta con una volea de primeras a los pocos minutos, pero la madera le negó la gloria.

Escasos minutos antes del descanso Cavani reclamó una pena máxima en el área contraria, pero esta vez el árbitro no apreció penalti en la acción de Cahill, desesperando aún más a los pesos pesados del PSG. No así a Ibrahimovic, que se fue a vestuarios como llegó, como una sombra sin alma que rehuía el protagonismo. El sueco tuvo una noche aciaga que continuó acentuándose a medida que sus compañeros lo buscaban.

Su contrapunto lo representaba a la perfección Lavezzi, que forzó el 2-1 poniendo un balón muy comprometido en el corazón del área que rebotó en David Luiz, autor del tanto parisino contra su voluntad, a pesar de que intentó quitarse de la trayectoria. Nuevamente a contracorriente, el Chelsea intentó igualar rápidamente, pero esta vez el PSG se defendió mejor que en la primera mitad, expiando sus pecados anteriores.

View gallery

.

Ibrahimovic puso punto final a su negra noche con un pinchazo muscular que lo dejó clavado sobre el césped, siendo sustituido entre los abrazos de sus compañeros, que esperan que la gran estrella no tenga nada que comprometa la recta final de temporada del PSG. Sin el ‘10’ sobre el césped, y tras ver cómo Verratti también tenía que abandonar el terreno de juego lesionado, el partido bajó muchos enteros y alcanzó el minuto 90 con una victoria que dejaba abierta la eliminatoria, hasta que Pastore dejó su sello personal humillando a cuanto defensa le salió al paso y complicando la vida a los ‘blues’ con el 3-1, completando una noche feliz en París con mucho acento argentino.

View Comments (6)
Fantasy Premier League